3.5.10

Otra vez aquí

*justo ahora un emo está más feliz que yo


Yo necesito enamorarme como una desbocada. Pronto. Muy pronto. Por favor.

A medida que pasa el tiempo siento que voy perdiendo la capacidad de soltar las riendas, de cumplir cerebralmente esos procesos que dicen que ocurren cuando te entregas al amor. El esceptisismo me consume, otra vez, y no hay peor cosa que la falta de .

Quiero ver el conejito rosado en la luna. Quiero sonreír como tonta sin ningún motivo. Quiero saltar de emoción cuando mi teléfono suena, tan sólo por la breve esperanza de que sea él. En resumen, quiero que haya un él.

La vida de soltera tiene ventajas indiscutibles, pero en algún punto todos queremos reportarnos al llegar en la madrugada, dejar un post it con un corazón en el bolsillo del otro, y en líneas generales ser una tonta que le habla chiquito a algún tipazo que se deja, y sonríe con ganas al encontrarse con nuestra propia sonrisa.

Extraño sobre todo esa mirada que nos reservan sólo los seres que nos aman, una mirada que junta en un microsegundo la ternura, el deseo y la entrega que necesitamos para sentirnos vivos.

Hace rato que nadie me mira así. Y lo extraño.

Cuando uno es amado se atreve a ser estúpido. Porque no hay juicios.
Se atreve a ser valiente. Porque hay una roca que nos sostiene.
Y se atreve a amar de vuelta. Qué es lo más importante.

Yo he amado, con desenfreno y sin temores. Y es lo único que me asegura que he estado viva.

No quiero más amigos -por ahora-. Tampoco quiero seguir coqueteando con tipos que me hacen el guiño de vuelta, sólo por deporte, sin sentir más.

Ya he estado en camas frías, en las que amanezco sin tener muy claro qué fue lo que me llevó hasta allí. Y me han rodeado brazos que me ofrecían el infinito y más, pero a los que no podía ofrecer lo mismo de vuelta.

He tenido sexo sin amor, y amor sin sexo - que es incluso más cruel y devastador -, y estoy cansada. En serio.

Me cansé de buscar y no hallar. Y también de no buscar, sin que me hallen.

Un miedo paralizante se apodera de mi, cuando pienso que si finalmente llega de nuevo el amor tendré tanto acumulado que nos destruirá a todos.

Son cada vez menos sonrisas, y más silencios.

19 comentarios:

Eline Antúnez Carmona dijo...

Si, es el mejor estado; aunque bien es sabido, que eso es como un estornudo; no se planifica, ni se controla; sólo aparece!

Sadaofujiwarasan dijo...

Me siento igual, solo que yo nunca he amado, asi que no puedo asegurar que he vivido y quiero hacerlo, lo necesito. Muy buen post =)

Varo's dijo...

Mientras leía, me imaginaba a mi misma haciendo todo ese montón de capochadas como saltar cuando él llama o en mi caso, besar la pantalla del celular cuando escribe algo lindo jajaja. Que rico es sentirse así. Lamentablemente no es un estado tan longevo como quisiéramos. Está en nuestras manos lograr que esos brincos en las tripas, nos duren por siempre.

Sólo puedo decirte que cuando estamos abiertos al amor, hace más rápido su aparición.

Suerte :)

Carito dijo...

Te pasas!!!!!!!!! Tienes magia en esa pluma... Yo siento lo mismo, pero hubiese sido incapaz de expresarlo tan bien!...

Briks dijo...

GUAU!!

que manera de ponerlo!!!
qué se puede decir el leerte?

lo bueno del amor es que te golpea de frente cuando menos lo esperas

Thanks Yisus!

Beso grande

Mario dijo...

Excelente entrada. Creo que todos nos sentimos asi al menos una vez en la vida. Lo mejor es no embotellar para que luego no se convierta en hucacan.

Pero, tan terrible sera un huracan devastador de amor?

Cheers!

Andrea dijo...

Nunca me he sentido así, por lo que no me siento capaz de darte un consejo.
Pero ¡ánimo, Perfecta!
Que lo que queda es saborrryguaguancó.
Beso.

Or@ dijo...

Yo también estoy así. Pero ya me canse de buscar, pero coño que aparezca ya.

victor_marin dijo...

qué belleza mi perfect

este texto te ha quedado hermoso. y te ha quedado hermoso porque precisamente es elocuente de amor. y porque ha sido escrito por una persona con mucho amor para dar

amor puro, amor puro

papah dijo...

dos cosas: si bien es cierto que uno no busca al amor, sino que éste te encuentra a ti, uno debe estar atento al tema y seguir las intuiciones. Es mentira eso de que mientras menos lo esperas, aparece. Simplememte creo que justo antes de que llegue esa persona como que nos olvidamos de nuestro desespero. Y el amor llega cuando no estamos desesperados. Pero nadie en el fondo quiere estar sólo, es paja eso de "ahora quiero un tiempo para mí" la seguidilla que nunca se dice es "hasta que llegue alguien que me mueva el piso". Ya aparecerá, lo que no te quita la desazón que no esté ahora. Tranquila que tu eres una persona bella

Anónimo dijo...

Si es una súplica al universo, yo también me uno a ella, deseo enamorarme y sentir mariposas en el estómago solo de verlo, quedarme muda y volverme tonta ante él, que un pin sin motivo alegre mi día y que él al verme considere que es el momento perfecto de su día

Francisca dijo...

Te invito a visitar mi nuevo blog de ilustraciones y textos breves http://mandamientosdementira.blogspot.com/

Además, si te gusta el mundo de los blogs, escucha el podcast del mundo bloguero

http://largavidaalblog.blogspot.com/

Saludos!

Fran

Mariale divagando dijo...

Con todo y lo contundente que es este post en su totalidad, creo que la frase que lo resume todo a la perfección, la razón de la urgencia de volver a sentir, es la última línea:
"Son cada vez menos sonrisas, y más silencios".

Anónimo dijo...

No sé qué decirte. Un buen verso sirve casi para todo. Pero ahora no se me ocurre ninguno. Es una lástima que el Amor no toque tu puerta, con tan buena disposición que le tienes.

Carlos.

Lorrein dijo...

Leer este post fue como mirarme en un espejo, vi mi reflejo clarísimo en tus palabras.

La Sis dijo...

Genial, mi negra hermosa.
Se me escapó una lagrimita, no de lástima sino de orgullo y afinidad por lo que escribes.
Un abrazo

Charal dijo...

-Me cansé de buscar y no hallar. Y también de no buscar, sin que me hallen...-

Y me presiento que estamos en el mismo lugar =/

Qué suerte que de tanto anda, en una tarde de lluvia como esta, me encuentre con tan buenas sorpresas... Un gusto pasar por acá! =)

Vicky dijo...

Que duro es llegar a este post con el corazon roto... pero asi es la vida. Ojala consigas tu amor

Andrea dijo...

Esa mirada de la que hablas.... Justo ese sentimiento es lo que me tiene de pie, en la espera de lo que TODO el mundo dice que aún duda aparecerá. Irónico que hoy que me siento así decidí pasear por tus líneas.