1.5.08

Los feos y los estúpidos la pasan mejor

Ayer estaba de MUY mal humor. Me molesta que las cosas no salgan como yo quiero -¿a quien no?- pero me molesta especialmente sentir que no puedo hacer nada para mejorar esa situación. Y ahí es cuando se viene el "estashido"... pero de la mala manera.
No me miren, no me hablen, no me toquen, a menos que sean de la lista A, es decir, ese pequeño grupo que se ha ganado el derecho de exigirme calma o razón cuando no la tengo. Ustedes saben quienes son, y los amo por eso.

En medio de ese mal humor de ayer me dio por observar a la gente a mi alrededor, y mi estado de ánimo me llevó a pensar cosas absurdas, patéticas o divertidas, pero ese pequeño ritual me calmó porque me hizo ocupar la mente en otras cosas.

De todo lo que vi, lo que más llamó mi atención fue una chica que iba en el mismo autobús que yo. En teoría somos la misma vaina, par de proletarias sin vehículo particular que se ven obligadas a moverse en transporte público un viernes chiquito a las 6 pm. Pero yo me empeño -por mi propio bien- en notar las diferencias, bastante obvias por demás.

Esta chica debe tener mi edad, unos 20 -24 años le calculo, y más o menos el perfil de una caraqueña promedio (una como yo, una que no tiene ascendecia europea en 4 generaciones como MINIMO), morena, cabello oscuro, ojos café, no muy alta ni muy baja, ni muy gorda ni muy flaca. AVERAGE total.

Ahora vamos con las diferencias. Esta muchacha viste un uniforme, muy probablemente de un banco o una aseguradora o una empresa de atención telefónica. A mi me gusta creer que tengo un estilo que varía entre mujer profesional pero recién graduada, con accesorios básicos pero con personalidad, y una que otra pieza divertida o bastante linda que le pone el toque "único" a la vaina.
Ella tiene un celular de última generación que escupe una bachata como ringtone cada vez que le llega un mensaje. Yo he tenido variados ringtones entre los que se cuentan Rehab de la Winehouse, y el tema principal de Friends, que por si no sabían lo tocan los Rembrandts, yo no sabía.
Esta chica iba "leyendo" en el bus, muy concentrada, un librito que asumo debe ser bastante absurdo y clicheroso solo por el título: 10 pasos para encontrar la felicidad -o algo así-; mientras que yo acabo de empezar con "Bellos y Malditos" de un tal Francis Scott Fitzgerald que aún no conozco pero me está gustando.
Hasta ahora no me había hecho falta escucharla para alimentar mis prejuicios en su contra, pero el destino quizo que la oyera hablarle a su amiga -también uniformada- cuando algo curioso la hizo perder la concentración y mirar por la ventana.
"Mira Betzaida (o Betzabé o Betizaida o algo así), ¿viste que bonito el camión? el de la propaganda de la era del hielo", eso fue lo que soltó cuando nos pasó por un lado el camión que hacía publicidad a la marca Smirnoff para su nueva campaña llamada Iceberg, donde muestran a un Mamut en tres dimensiones dentro de una especie de cava.

NOTA al brand manager de Smirnoff en Diageo Venezuela: su campaña efectivamente hace pensar inmediatamente en la película La Era del Hielo, y como no queda mucho tiempo para verificar, esa es la impresión que se queda grabada en 95% del público, así que están perdiendo sus reales.

Ahora bien, con toda esta perorata, quiero llegar a un punto -sí, aunque no lo crean-. A mi me gusta pensar que estoy "mejor", que este tipo de gente. La gente que lee autoayuda, oye bachata, usa chalecos rojos como uniforme, y tiene amigas llamadas Betzaida.
Ojo, uso "mejor" a falta de adjetivos que me ayuden a explicar, no es que crea que estoy por encima de nadie, sino que según mis parámetros lo que YO soy está muy bien -como era de esperarse-, y lo que ELLA es, simplemente no.

¿Por qué? No se.
Porque tuve acceso a una educación elitesca. 80% de mi país no va a la universidad, no importa lo que diga el reporte 2008 de las Misiones.
Porque esa educación se refleja en todo lo que hago, digo, oigo, como y hasta respiro.
Porque mi familia también tuvo esa educación, porque mi papá me enseñó a leer el periódico al menos los domingos, desde que tengo 14 años. Porque nunca viví en la pobreza. Porque tuve buenas influencias, buenos profesores. Incluso porque tuve cable desde que me acuerdo -parece mentira que eso influya pero sí- y eso me mantuvo alejada de la TV basura que se hace en este país, aunque a veces lo que sale en cable es igual de basura pero en inglés.

Lo malo es que eso no me hace necesariamente feliz.

No logro llegar a la conclusión que quiero, así que los voy a dejar con alguien que supo explicarlo mejor que yo. Porque obviamente, saberme mejor que otros no me hace ciega, se que hay muchísima gente que es mil millones de veces mejor que yo.

Este es un fragmento de "El Retrato de Dorian Gray", de Oscar Wilde, que me estremeció la primera vez que lo leí, porque reflejó en sus perfectas frases, lo que yo vengo pensando e ironizando desde hace mucho tiempo. Seguro que ustedes mismos lo han pensado también.

No soy como él, por supuesto. Lo sé perfectamente. De hecho, lamentaría parecerme a él. ¿Te
encoges de hombros? Te estoy diciendo la verdad. Hay un destino adverso ligado a la superioridad corporal o intelectual, el destino adverso que persigue a través de la historia los pasos vacilantes de los reyes. Es mejor no diferenciarse demasiado de los demás. Los feos y los estúpidos son quiénes mejor lo pasan en este mundo. Pueden sentarse a sus anchas y ver la función con la boca abierta. Aunque no sepan nada de triunfar, se ahorran al menos los desengaños de la derrota. Viven como todos deberíamos vivir: tranquilos, despreocupados, impasibles. Ni provocan la ruina de los otros, ni la reciben de manos ajenas. Tú, con tu posición y tu riqueza, Harry; yo, con mi talento, con mi arte, valga mucho o poco; Dorian Gray, con su belleza, todos tendremos que sufrir por aquello que los dioses nos han concedido, y sufriremos terriblemente.

¿Demasiado fatalista? ¿narcisista? ¿clasista? ¿snob wannabe? Quizá.
Solo espero que entiendan lo que quiero decir, y que me atormenta a veces. No me odien, por favor. Trataba de demostrar un punto que me quedó como grande, pero no sirvo para rendirme así que no quise simplemente volar el post.
Ya veremos que pasa, espero que esta pseudo crisis existencial se me pase pronto, ya volveremos a los posts básicos.
Capaz en estos días les pongo una bachata.

8 comentarios:

PebbLes dijo...

Aunque intentaras por todos los medios de ser fea, vestirte sin gusto, escuchar música horrible y tener un novio que se llame Yerson para obtener una "felicidad plebe", nunca pero nunca pero ni con soñarlo podrías llegar a ser estúpida.

Para poder obtener lo que quieres tienes que empezar a dejar de buscarlo. Es una frase usada y desgastada; pero científicamente todo lo que persigas por naturaleza va a huir. So, seguiremos cultivando nuestra inteligencia, hasta que en un estado de brutalidad nos fijemos en un "yerson" que nos haga feliz!

Te quiero infinito, mi hija!

Briks dijo...

por lejos uno de los mejores post que he leido desde que vengo a visitarla

el whittie dijo...

JAJAJAJAJA visteeee?????? y despues yo soy el snob... ves que mi teoria de matar a toda esa gente si es valida? los jefersons y las Bitzaidas no son iguales a nosotros... a ellos les encanta Don Omar, comer perros en plaza venezuela y vestirse de una manera que solo ellos comprenden... no te alteres ni te sientas mal, simplemente no estás en esa realidad de obreros y mujercitas de ministerio... ellos están ahí y nosotros estamos aquí...no hay necesidad de mezclarnos ni de socializar, qué les diriamos? no te des mala vida ni le sigas dando vueltas a la cabeza, siempreeee van a haber cachifas a donde vayas, las necesitamos.

goloviarte dijo...

interesante post y deja tu mala leche,jejej
te invito a participar con tu blog en mi blog directorio,te conoceran un poco mas
http://aquiestatublog.blogspot.com
pasate y deja tu blog en el libro de visitas,soy un particular en esta aventura,si consideras que es spam,te pido perdon

Sam dijo...

Sabes..aunque suena un poco duro..entiedo a que te referis..
No es que uno crea que es mejor a nadie..no me creo mejor a nadie..
Pero las diferencias son obvias..y si es real, los feos y los estupidos la pasan mejor..nadie espera que ellos brillen..
No me creo una hermosura..ni una persona superdotada..soy del promedio, clase media..pero solo eso ya hace la diferencia en un pais donde la pobreza crece dia a dia..
Colegio privado toda mi vida..donde una gran cantidad de gente ni se preocupa por sus estudios..
Ahora en la facultad, estudiando lo que quiero y con el apoyo de mi familia..todo esto hace la diferencia..
Cuando mirabas a esa chica yo la trataba de ubicar en mi pais..una chica con un celular ultimo modelo, pero q no consigue convinar dos colores!!! y le suena una cumbia villera que a mi me hace doler la cabeza..ni le pidamos que este leyendo..eso no!! y si hace un comentario, seguramente no diga ni una "s"...
Hay de nuevo las diferencias..
De verdad de entiendo..como entiendo tambien que no quieras sonar mala, o creida..no se como decirlo..pero entiedno todo..es que a veces las verdades son mucho mas duras que mirar para otro lado..no?
Me extendi demasiado..jjaja

Besos!!!

Carito dijo...

Excelente post! yo siempre he pensando que ser "simple" (para no herir a nadie) ayuda a vivir mejor!, pero en fin, lo que es de uno es de uno! y toca seguir viviend con los atormentado de un intelecto medio educado...
Saludos

Nina dijo...

Chama, nadie pide disculpas por ser lo que es. Son tus prejuicios de clase. Todos los tenemos. No son lo más bonito y tampoco nos hacen sentir orgullosos pero allí están.
Ahora, también hay que recordar que los "feos y los estúpidos" también tienen un punto de vista respecto al resto del mundo, incluyéndote. La diferencia es que suelen ser verdaderamente crueles e implacables, sin un ápice de culpa.

Un beso!

Yimmi dijo...

Post complicado, tema complicado, sentimientos complicados... y no porque seas mujer, con ser humana basta para pensar cosas y tener días así de complicados.
No se, yo creo que la simpleza no tiene nada que ver con ser feo y estúpido. Se de gente estudiada y hermosa que son feas y/o estúpidas. Con echar un vistazo a la fauna política y farandulera del país tienes ejemplos de sobra.
También conozco gente que no tiene dónde caerse muerta pero que son brillantes. Mi hermano es un de ellos... tiene 20 años, no quiso estudiar sino hasta el 7mo grado, las malas juntas y la mala leche lo llevaron a estar preso un par de años y estar en este momento enjuiciado. Pero es inteligente, yo se que lo es.
Mi caso: Nunca tuve cable, viví en una casa alquilada toda mi infancia, estudié en liceos públicos hasta que me tocó trabajar para pagarme mis estudios en el ISUM. Luego caí en la UCV. No creo ser estúpido, tal vez feo, aunque he visto peores que se han casado... pero sabes qué? Estas últimas semanas he estado de mal humor porque las cosas no me salen como yo quiero y no puedo hacer nada por cambiarlo... Solo me queda tener paciencia y esperar a que pase la mala racha. Después de eso, estaré en una nueva casa, porque el dueño de la actual me pidió desalojo; estaré económicamente estable, porque mi antigua empresa no me ha pagado un dinero que me debe y necesito; estaré tranquilo por la salud de mi hija, porque hace una semana estuvo hospitalizada; estaré bien... todo pasa.
Los feos y los estúpidos creen que la pasan mejor. Los bellos e inteligentes a veces son demasiado estúpidos y feos por dentro para darse cuenta que... no son mejores que nadie. Pero nada de esto es absoluto.
¿Complicado no?

...Gracias!