16.7.08

cyber - Amistad

A mi esto de escribir un blog me ha traído sorpresas, un par de amarguras, muchas satisfacciones y amigos nuevos. Amigos que nunca he visto, pero amigos al fin y al cabo.
Parece mentira sentirse tan cerca de alguien, aunque nunca hayas cruzado palabras en estéreo.

Más allá de algunos casos locales (léase Nina y Victor, a quienes no conozco pero compartimos la venezolanidad y los perfiles de Facebook), existen también los internacionales.

Anoche, luego de publicar sobre mi accidente, los primeros comentarios que entraron a mi bandeja de entrada fueron de un par de argentinos que NUNCA he visto, pero que son mis panas igual. A Briks le conozco la cara porque es de esos bloggers que publican fotos (aunque yo no esté muy de acuerdo), pero a elrober sigo imaginándomelo como Jimmy Neutron. Ambos me hicieron sonreir, con sus palabras de afecto y su trato de usted tan particular. ¡Con lo que me gusta el acento argentino! y no lo puedo leer porque en vez de decir "vos" me dicen "usted". Ni modo.

Ojo, que tengo otros comentaristas que no quiero dejar por fuera, pero escojo los casos más representativos.

En fin, tenía rato pensando en esto y hoy me pasó algo que terminó de impulsarme a escribir este post sobre los amigos que hacemos por internet. Pero del verbo hacer a través de blogs, no de chats adolescentes. Aclarado el punto, prosigo.

Los que han decidido revisar las sugerencias que cuelgo a un lado de este blog, ya saben que soy lectora asidua, fiel, casi religiosa, de cualquier cosa que Hernán Casciari decida escribir.

Ya no me acuerdo como llegué a él, sólo sé que casi me botan del trabajo porque pasé tres días enteros leyendo la bitácora de Mirta Bertotti. Cuando terminé con eso, me fui a devorar todos y cada uno de los posts de Orsai, y desde entonces (calculo que hace más de un año de eso) cada vez que el bloglines me anuncia nuevo post de él, se me alegra el día. Tiene otro blog que se llama espoiler, y gracias a ese he podido ver dos o tres de las mejores series de mi vida.

Para mi Casciari es el Dios Blogger, y punto. Eso sí lo había dicho ya. Además con él se comprueba que puedes calcular lo famoso que es alguien, por la furia de sus detractores más que por la fidelidad de sus fans. Yo soy eso para el gordo (así le decimos los amigos), soy lo que Servando y Florentino bautizaron "una fan enamorada".

Siento que conozco a Hernán de toda la vida, sé como conoció a Cristina, he visto como crece la Nina (que será igual de genia que su padre), y me sé un montón de intimidades de la vida de Chichita y Roberto, sus padres. ¡Hasta es mi amigo en Facebook!

Por eso hoy me invadió una tristeza enorme. Esperaba con ansias su post, porque hubiera matado por estar en la presentación del libro del gordo en Buenos Aires. Sabía que hoy publicaría los discursos de él y el Chiri (su mejor amigo), y fui una de las primeras en leerlos. Pero después de algunas sonrisas producidas por las historias del Chiri, me descubrí llorando - a mares- como si se hubiera muerto el papá de un amigo muy querido. Y es que eso es Hernán para sus lectores, y eso fue lo que le pasó: se le murió su papi.

Hernán no va a leer esto, porque no sabe que existe este espacio y porque ya ha dicho que no lee blogs. Pero no importa. Quería contarles que tengo un ídolo. Un buen amigo. Alguien a quien nunca he escuchado en vivo y directo (sólo en videos colgados en orsai).

Grande, gordo!
Ojalá pudieran mandarse abrazos por banda ancha. ;)

*este post iba a titularse e-friendship,
pero en honor al dulce más abrillantado de los andes fue castellanizado :P

2 comentarios:

Briks dijo...

otra caracteristica de la amistad es la de compartir estados (estados de animo)

no conozco al pibe ese que mencionas. nunca lei lo que escribe
pero lamento que haya perdido a su padre y más lamento que eso te entristezca a vos

no te quiero ver triste

AGUANTE! y estaria bueno eso del abrazo por banda ancha

BESOS
GUS
(con mi comment con más acento Argento de todos)

Yimmi dijo...

Es agradable ver una conversación de Gtalk convertida en post... nunca había sentido esta sensación... es de pinga! jajajaja
Ehm... ya sabes, también soy de la religión Orsai y Hernán es Dios... espero lograr que lo traigan a Venezuela.