26.6.09

El Guardián entre el Centeno


La primera vez que escuché (o leí) algo sobre este libro está relacionada con una de mis recién adquiridas obsesiones (recién de hace un par de años): tratar de saber TODO lo que pueda sobre la historia de la mejor banda de rock de la historia. La mejor banda de cualquier cosa, de hecho. Esto es (obviamente): Los Beatles.

Con esta obsesión presente me encontraba caminando por la Av. Santa Fé y entré a curucutear en una simpática librería porteña, un hueco atestado de libros de piso a techo con olor a viejo y un simpático librero conversador, allí me tropecé de frente con una edición tapa dura de este libro por sólo... wait for it...7 dólares!!!!!. Son estos los hechos que me permiten escribir esta reseña hoy para uds.

¿Ajá, pero qué tiene que ver el libro con los cuatro de Liverpool? Pues cuenta la historia que el asesino de John Lennon, Mark David Chapman, estaba obsesionado con esta novela de J. D Salinger. Y no sólo él, sino otros asesinos famosos en la historia contemporánea norteamericana (para más info vayan a wikipedia, como siempre).

Además, el librito fue censurado por la pacata sociedad gringa en sus momento y ahora forma parte del programa de estudio de casi todos los liceos y universidades. Cuándo no, los gringos y sus hipocresías.

Entonces, ¿qué es lo especial y/o controversial de la historia sobre el jovencito Holden Caulfield?

Holden es el clásico chico problema del high school, rebelde y criticón como él solo, de pelea con el mundo entero y con algunos problemas de identidad. Hasta ahí, no pasa nada que no hayamos visto en todas las series, películas y demás historias adolescentes con las que nos bombardean desde tiempos remotos.

La diferencia está -en mi opinión- en la manera en que se cuenta la historia. El señor J.D (Jerome David, gracias wiki) logra meternos en la mente de un muchachito medio trastornado en plena Nueva York de los 50's, y cuando digo "meternos" es porque por momentos es necesario cerrar el libro para descansar un poco del torrente de pensamientos atolondrados y a veces inconexos que lo dejan a uno abrumado y hasta fastidiado del pana.

Pero no me malinterpreten, no es que el chamo sea aburrido. Imaginen que tienen un primo emo de 16 años en su casa que no para de hablarles sobre lo que le molesta de la sociedad, de lo mal que está el mundo, de lo vendidos que somos todos dejándonos arrastar por el sistema. Es eso, de a ratos provoca jamaquear a Holden y decirle: chamo, relájate.

Sin embargo, el carajito tiene la razón en muchas cosas. Es sólo que a la mayoría nos gusta hacernos los locos.

Es un libro sencillo pero profundo. Escrito para que cualquiera pueda entender (o recordar) lo eternamente complicados que podemos ser a los 15 años. Salinger logra, hecho el loco, criticar todo y mostrar lo dañados que podemos estar como sociedad casi sin que nos demos cuenta.

Lo recomiendo para aquellos a los que les gusta leer los libros que "hay que" leer. Y para los rebeldes trasnochados a los que les gusta creer que todavía se puede cambiar al mundo.






Aqui copio a la cordial Nina :
Esta reseña es parte del Club de Lectura para Bloggers que hemos armado un grupo de ocupados dueños de blogs y generadores de contenido para cualquier red social o canal de comunicación web, (muy, muy formal) interesados en cumplir esa vieja promesa de año nuevo: “leer más” y publicarlo para alimentar nuestro ego (digo yo) y el contador de visitas que está por allá abajo. En el muro del grupo se publica el libro que vamos a leer cada uno y la semana escogida se publica el link de la reseña. Si hay que ponerse de acuerdo para leer el mismo libro emplearemos los mecanismos de la democracia digital (muy, muy confuso) ya veremos.

3 comentarios:

Pablo dijo...

(aplausos...)

...también leí el libro por la pura curiosidad de saber qué tenía en la mente el asesino de Lenon. Ha sido uno de los pocos libros que me he leído en la PC porque nunca lo he visto en físico pero lo conseguí por ahí en formato digital... y me atrapó hasta que me lo terminé casi de un solo jalón.

Me encanta tu reseña. Concuerdo contigo... el pana (atorrante y todo) tiene razón en muchas cosas, pero a la mayoría de nosotros nos gusta "hacernos los locos".

Dijo Freud: "Existen dos maneras de ser feliz, una es hacerse el idiota, y la otra es serlo".

Un beso desde este lado del monitor... y gracias por leer y comentar este libro. Siempre he querido discutir un poco sobre él con alguien que se lo hubiera leído... y eres la primera que conozco que lo hizo (y, por lo visto, te lo tripeaste tanto como yo :P)...

Manuel Andrés Casas dijo...

Es uno de mis dos libros favoritos, me lo leí cuando tenía 16 y digamos que me pude sentir identificado con muchas cosas.

Qué bien que hay gente leyendo este libro, bien por que le hagas publicidad.

El otro día me dijeron que era un libro intrascendente y casi mato a la persona, en verdad creo que sólo he leído dos libros que logren expresar bien como se siente ser adolescente, ése y Piedra de Mar

piscis525 dijo...

hola, no le he leido, pero tal vez lo pueda comprar en una de la muchas y variadas calles de buenos aires...
si tienes una recomendaciones para mi no dudes please! en darmelas...