26.12.09

Yo también escribo mi carta

Querido niño Jesús / Santa / Mahoma / Alá / Brahman / Buda /Lennon:

(quizá era más fácil iniciar con el popular A quien pueda interesar)

Quería escribirte en otra época del año, en la que estuvieras menos ocupado, pero sabemos que como todos (aunque no lo admitan) sólo me acuerdo de las divinidades y entes superiores cuando estoy en problemas o cuando se acaba el año.
Espero que esta confesión no arruine la buena relación que tenemos, sobre todo porque contra todo pronóstico lo que vengo a pedirte no es para mi. Las tres (3) cositas que quiero para mi el próximo año ya las conversamos en privado, ese tema lo dejamos así por ahora. Yo le echaré un camión de bolas para que sucedan y tú cuando tengas un chance mueves uno que otro cable para darme una manita.

Lo que me trae hoy acá son mis deseos y peticiones para la humanidad en general. Aprendí de la mala manera (viendo Miss Simpatía) que es una estupidez pedir la paz mundial, así que lo que diré aqui nada tiene que ver con eso.

Tengo peticiones para mi ciudad, para mi país y para el mundo entero - sí, es verdad, yo tampoco sé en qué momento me volví tan filántropa, la verdad es que no fumo tanto monte, pero bueh-.

Empecemos de menor a mayor.

Caracas.
Mi querida y detestada ciudad natal. El valle que recoge mis esperanzas e ilusiones, el caos que me arrulla, este montón de asfalto y concreto. La pequeña sucursal de... algo.


Para Caracas quiero sólo 365 muertos al año. Uno al día y nada más. Sé que en algunas naciones me considerarían loca por pedir eso. Pero mis paisanos saben que estoy pidiendo algo más o menos lógico. 365 muertos en 2010 significarían una disminución del chorropotocientos por ciento en el índice de criminalidad. Entonces, es un buen deseo.

Quiero también un "Censo del Atraco". Un método que nos permita organizarnos. Se me ocurre que todos tengamos una tarjetica como la cédula, que el respectivo malandro puede sellar una vez concretado el atraco. A cada venezolano le toca un atraco al año (si la vaina se pone difícil será cada 6 meses) y así cuando llegue el próximo malandro antes de tiempo, sacamos nuestra tarjetica para que sepa que debe buscar otra víctima:

.-No, pana. Ya este año no me toca. Ya me sellaron la tarjeta
.- Ta bien, elmio. Pa la próxima será

Respecto a la basura no voy a pedirte nada, es gastar pixeles sin necesidad. Ya entendí que este peo no lo arregla ni Dios.

Para Venezuela quiero una cosa y sólo UNA cosa. Que se termine el control de cambio sin que signifique el apocalipsis de nuestra economía. Sé que estoy pidiendo un milagro, pero ¡coño! ¡tú eres el niño Jesús! O Buda o Lennon, eres arrecho pues. Entonces hazme la caridad. No quiero volver a armar carpetas con separadores de colores y tinta negra para mendigar unos mugrientos 700 dólares para ir a Aruba. No quiero sufrir estirando los miserables 400 dólares para gastar por internet. Entiéndeme, ¿sí? Desaparéceme el control de cambio y no jodo más -por un rato-.

Finalmente, para el mundo. Aquí es donde quiero que pongas mayor atención. Así que abre los ojos.

Para el mundo quiero tolerancia, o lo que es lo mismo: educación.

Quiero que la gente abra su mente, que lean libros, que vean buen cine y escuchen otra cosa que no sea reguetón. Quiero que terminen de entender que cada quien hace de su culo un circo y mete en él los payasos que más le den risa.
Quiero que deje de ser importante cuánta plata tienes, de qué color eres o a quién te cojes. Y que empiece a importar la cantidad de gente a la que quieres, la cantidad de gente que te quiere de vuelta, la cantidad de veces que has llorado de la risa y la cantidad de veces que has perdonado y/o pedido perdón.


No quiero volver a oír las barbaridades que he tenido que oír los últimos días. Nunca más. No quiero tener que explicar de nuevo que cuando condicionas una frase, se pierde todo el sentido que pretendías darle.

Educación, coño. Para que se termine el racismo, la homofobia, la xenofobia, el clasismo, los clichés y estas ganas de llorar que se me atropellan en el pecho cuando me doy cuenta que no puedo hacer nada*, salvo defender a los que amo con las uñas.

*Además de rogar porque haya alguien que me defienda a mi, si llego a necesitarlo

ah...sí, feliz navidad para ustedes también y bla bla bla

9 comentarios:

Anónimo dijo...

WOW! excelente !

Yimmi dijo...

Que bueno... pero te faltó el Sr. Mojón en la lista de remitidos.

Feliz año nuevo!!

Andrea dijo...

Ésto estuvo perfecto.
Aunque me parece un poco grotesco el modo en que bajará el índice de fallecidos en ésta vaina.
¡queDiostelea!

el whittie dijo...

NEGRA POR POST COMO ESTOS ES QUE TE AMOOOO!!!

Pablo J dijo...

Excelente post, de pana que sí. Ojalá se te cumplan tus deseos.

La tarjetica pa' los malandros es... bueno... chistosa pero creepy.

Que tengas un buen día ;)

Michelle Durán dijo...

Venezuela necesita a ese gentío que mencionaste al principio de la entrada, incluye al Chapulín Colorado y listo.
Saludos. Te leo hace uf , visita mi blog. :D

Michelle Durán dijo...

Sí, uf es una magnitud .

Briks dijo...

FELIZ AÑO NUEVO PERFEEEE!!!

muy buen post


qué es un elmio?

laurita dijo...

demasiado buen post!!!