17.9.10

Sincerémonos

Quizá lo que vengo a decir hoy les parece incoherente, pero lo creo sinceramente aunque no pueda argumentarlo o sustentarlo científicamente. Podrán decir que es mentira, pero yo lo seguiré creyendo.
La gente no cambia, en esencia, y lo que algunos consideren cambios no son más que sencillas adaptaciones de conducta. Pequeñas modificaciones de nuestro accionar a las que nos vemos obligados, casi siempre para hacer feliz a alguien más. Pero en el fondo, en ese puntito del hipotálamo o donde sea que se ubique la conducta, lo que verdaderamente somos está grabado en piedra, y nunca podrá ser modificado.

El asesino siempre seguirá siendo capaz de matar, aunque un psicólogo nos diga que se ha renovado. El egoísta siempre pensará primero en sí mismo, aunque aprenda que para quedar bien con la novia debe hacerle creer que la incluye en sus planes.
El romántico siempre comprará rosas y escribirá poemas, aunque el desamor lo lleve a decir que nunca más cederá ante esos rituales. En fin, no cambiamos.

Esto es lo primero que deberíamos aprender todos, para ser menos infelices.

14 comentarios:

José Daniel Silva dijo...

Tienes mucha razón. Uno nunca cambia, quizás es que "evoluciona" porque se aprende a adaptarme mejor a las situaciones como tú misma lo explicaste con esos ejemplos. Es así...

MR. MC.DONALD dijo...

EXCELENTE POST. WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

Victoria B. dijo...

Honestamente, tienes TODA LA RAZÓN DEL MUNDO.
La gente dice que es que "Mi marido cambió, el dijo que no me iba a pegar más y hace un mes que no lo hace"
Si, hasta que vuelven a hacerlo.
No se porque puse ese caso tan extremista, pero el caso es que la gente no cambia, por etapas se controla -o es controlado- hasta que en un momento u otro vuelve a ser la misma persona que siempre había sido.
De verdad, excelente post.

Victoria B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sophie dijo...

Por ahí dicen que la gente no cambia, sólo cambian sus prioridades...

Saludos.

Mario dijo...

Es asi. Uno realmente "cambia" cuando transforma realmente sus conductas y no recae. Cuesta un trabajo enorme darse cuenta de las actitudes nocivas para uno mismo y su entorno.

Claro, el cliche de "reconocerlo es el primer paso" le cae de perlas a todo esto.

El asunto es, realmente esta en el ser humano la fuerza de voluntad necesaria para cambiarse a si mismo?

Me gusta pensar que si.

cheers.

victor_marin dijo...

Mi perfect,

Muy respetuosamente difiero de lo que acabas de postear. En mi opinion, la gente si cambia. Y creeme que antes pensaba como tu, lo que pasa es que La Vida (con mayusculas) me ha demostrado ultimamente lo contrario. No solo lo he visto en personas muy cercanas a mi, lo he visto en mi tambien. Para bien y para mal.

Para muestra un boton. Tomemos, por ejemplo, el carino que te tengo a ti y a tu blog... ha cambiado muchisimo: cada vez los quiero mas.

abrazo apretao que dure 37 segundos (o sea, burda)

Lia dijo...

yo creo q la conducta si cambia talvez en un principio la moldeamos, pero despues con la practica termina cambiando...
salu2

Astrina dijo...

el que no cambia, no evoluciona.
que fino leerte perfect..
enjoy =)

Laly dijo...

Jajajaja me paasó q mientras iba pensando las cosas incambiables las iba leyesdo despues.
Es totalmente cierto. La gente se adapta pero muy en el centro siguen siendo lo mismo.

Anónimo dijo...

leyendote se me paso la idea de cortarme las venas, incluso tenia la hojilla guillette de las que usaba mi papa con la funda de papel vegetal extraida....como el anonimato me encubre suelto estas "incoherencias" ( quiero cortarme la piel por que odio lo que me pasa en Caracas).....ya me conoces

Mariale divagando dijo...

Yo pienso como tú.

No sé con cuántas personas me ha tocado discutir este tema, porque me dicen que soy demasiado extremista, demasiado desconfiada, demasiado cerrada... Pero pana, lets face it, quien la hace una vez seguramente lo haría una segunda y una tercera y una centésima...

¿Cómo lo sé? Porque YO no he cambiado ni un poquito a pesar de los golpes. De repente ahora evito conductas que me trajeron malos resultados en el pasado, pero no es porque haya cambiado, yo sigo queriendo volver a cometer esos mismos errores sabrosos, sólo que me abstengo porque sé que lo que viene después no va a ser sabroso.

Finalmente, es como tú dijiste, simples adaptaciones de conducta. Pero la esencia, lo que uno realmente ES, eso no cambia ni volviendo a nacer.

victor_marin dijo...

escribe porfa...

te extrano mi perfect

te mando un abrazo que salte a la america de abajo con mucho carino

Contame algo nuevo dijo...

tan cierto que es mejor ignorarlo.