4.6.08

¿Incomprendidos?

A mis amigos periodistas y comunicadores
Es decir, a todos mis amigos

A ver, lo primero que debo decir acá es que tengo un título de Licenciada en Comunicación Social. He trabajado como periodista solo un tercio de mi cortísima carrera profesional, y de resto me he vendido a las corporaciones, las peores: licor y tabaco, para hacerlos parecer mejores de lo que son.

Sin embargo, mi formación es teórica y prácticamente periodística y por eso me atrevo a decir lo que voy a decir en primera persona.

Yo sé que el periodismo nunca se lleva a la práctica de la manera ideal que nos enseñan en la universidad (menos en mi país) pero igual me sorprende cada vez más ver en el cine y en la tele una imagen distorsionada y absurda de este oficio.

Cuando no nos pintan como unos meticulosos y apasionados investigadores privados capaces de vender a nuestras madres o de meternos en un helicóptero como polizón a Irak sólo para obtener la noticia, entonces somos unos carniceros despiadados, sin escrúpulos y amarillistas, metidos en el pipote de basura de Britney para tomarle una foto en la que aparezca el nuevo juanete que le salió en el pie.

La verdad es que en la mayoría de los casos no somos ni lo uno ni lo otro.


Hoy lo que motivó este post fue una imagen que me encontré revisando los archivos de banksy.co.uk (unos ingleses talentosos e irreverentes a los que nos encantaría emular por estos lados).

Me pregunto ¿de verdad el mundo piensa que somos tan pero tan plastas de mierda? (perdón por el francés, pero así me salió decirlo)


8 comentarios:

Briks dijo...

sabes qué pasa?

HAY CADA PERIODISTA POR ESTOS LADOS !!!

elchamodel114 dijo...

La cosa es peor de lo que dices. Como en todo hay excepciones, aun que ahora no las recuerdo. Dame un chance...

elRober dijo...

El problema está cuando la primicia sobrepasa a la moral. Pero fríos, calculadores, inmorales y capaces de vender a su madre por un buen dato son solamente los políticos. Acá, ahí y en la China.
Vos hablás de los periodistas, pero también dicen lo mismo de los publicitarios.

Beso grande.

Pedro dijo...

No te des mala vida por lo que piensen otros, menos aun como los pintan en el cine o televisión. Siempre vas a ver imágenes distorsionadas de cualquier profesión en esos medios. El médico que sólo le importa cuanto puede pagar un paciente. El economista/inversionista que quiere hacer dinero a cualquier costo, sin importar los demás. El abogado inescrupuloso que no le importa la justicia sino el dinero y prestigio. El contador que siempre lleva una vida aburrida y sin motivaciones. El político deshonesto. Etc, etc, etc. No le pares.

Nina dijo...

Somos una asco de gente y lo sabemos...

Jefferson dijo...

Todo es relativo, todo siempre sera relativo y dependiendo del cristal con que se mire. Los que prácticamos el periodismo de calle sabemos que la primicia y la noticia impactante es lo que venden ejemplares, ahora, quedara de nuestra parte aplicar el Codigo de ética del periodista, un librito muy bueno al cual muchas veces no le paramos ni medio.

La imagen distorsionada la hemos creado nosotros y quedara de nosotros cambiarla, pero para eso debemos pasar por encima de los titulares de primera página que venden (cosa muy difícil, sino imposible)

No somos un asco, lo que sucede es que para que nos agarren desprevenidos tienen que echarle un cerro e´bolas. Cosa que molesta a muchos.

Saludos y muy buen post.
Jefferson.

Andreina dijo...

lo que pasa es que la mayoría somos agentes infiltrados de la CIA y por eso somos unas plastas!!! jejejeje

Yimmi dijo...

La mayoría no somos así, es cierto. Te voy a dar una pista: La mayoría no trabajamos en medios masivos.

Sigue el conejo y verás...