13.4.08

Certezas VII



Despedirme de mi familia en un terminal de autobuses, o desde el estacionamiento
de la casa NUNCA dejará de ser difícil.


Hacen ya cinco años y siete meses que me fui de casa, y el nudo en la garganta sigue ahí cada vez que digo "Bendición, mami. Nos vemos pronto"

4 comentarios:

el whittie dijo...

coño negra... pero no te sientes bien cuando llegas a tu casa, independiente... hecha toda una mujer? no debe ser facil despedirse así pero te viniste a la ciudad! es que te imagino como Nayeli queriendose ir a LA a cantar como Selena XD jajaja

Cashito dijo...

Nunca deja de ser díficil pero menos mal que lo superas y te vienes para la capital que tanto te quiere y extraña cuando no estás...
Tu ya no perteneces al pueblo.

Beatriz E Moreno dijo...

MEnos mal todavia se te hace un nudo en la garganta, malo es cuando ya no se hace. A mi tambien se me hace ;)!

Allek dijo...

hola!
pasaba a saludarte!
un abrazo!