29.4.09

Lo que era

Si hubiera sabido a los 16 años lo que sé ahora, mi postadolescencia se hubiera parecido menos a un capítulo de Everwood y más a uno de The Real World.

Tendría que haber sabido que a los hombres que te gustan, tienes que hablarles con honestidad, sin poses, sin tratar de disimular que dices groserías o que no sabes de fútbol. Mostrarte como eres (aunque suene a cliché) porque es la única forma de atraer a alguien. Al menos alguien que valga la pena y el esfuerzo que implica la conquista.

Tendría que haber sabido que a veces hay que decir que sí. Que sí vas a ir a caerte a birras aunque sea martes, o a la playa directo de la uni un viernes (aunque no tengas traje de baño). Porque de esas aventuras inesperadas salen los mejores recuerdos. No es tan importante ese examen del día siguiente, y tu papá nunca te va a esperar con la maleta en la puerta para botarte de la casa. Todos son mitos, cómo cuando nos decían que estudiar logaritmos en el colegio nos iba a servir para algo.

Tendría que haber sabido, que cuando una mujer habla mal de ti no es tu amiga. Así lo jure llorando y con un puñal en la mano. Así te diga que no era su intención. Que ella no sabía que te gustaba el tipo. Simplemente no es de confiar, y la gente que no es de confiar no permanecerá suficiente tiempo en tu vida como para que te tomes la molestia de perdonar.

Tendría que haber sabido que uno no se enamora de todos sus amigos. Que esa cosa bonita que se siente cuando un pana te trata con amor, cuando te dice justo lo que querías escuchar, o cuando se aprende cual es tu libro favorito, no es amor. Al menos no ESA clase de amor. El amor de ese tipo se siente en otro lado. En el instinto.

Eso me recuerda, que tendría que haber sabido que cuando el tipo la caga en repetidas ocasiones, no significa que tuvo un desliz, que se le pasó, pero que él no es así. De hecho, sí lo es. La cagó porque no le importas (de esa manera), no te inventes historias. Eso tendría que haberlo sabido desde el cuarto grado.

Lo que no supe en ese momento, y agradezco no haber sabido, es que esa personita que conocí el primer día de clases (aunque no lo recuerdo) se iba a quedar para siempre, como uno de los tesoros más preciados que tengo. Que estaba empezando la etapa de mi vida que me convirtió en lo que soy hoy, sea bueno o malo. Que iba a encontrar el primer amor -de mentira- y el primer amor - de verdad-. Que iba a dejar pasar de largo a algunas personas que tiempo después demostrarían su valor en oro. Que iba a aprender todo lo que importa aprender. Y que no iba a darme cuenta sino cuando todo hubiera terminado.

Si me encontrara hoy de frente con la que era a los 16 años, no la reconocería. La dejaría pasar de largo también.

Por ñoña.
Por malvestida.
Por sosa.
Por insignificante.
Por miedosa.
Por impertinente.
Por desubicada.


Todo eso era yo antes de ser yo. Y seguramente siempre lo seguiré siendo.
Aunque intente ocultármelo.

12 comentarios:

redhead dijo...

Lo único es que ahora eres una cosa preciosa, un bombón del más exquisito cacao venezolano.
Luv ya!

el whittie dijo...

Soy de los que piensa que todo en la vida -por más cliche nefasto que suene- pasa por algo... lo que somos ahora es el resultado de lo que fuimos en algún momento, pero al final, nada se destruye, todo se transforma....

Y GRACIAS AL SEÑOR que ya no eres esa carajita insoportableeeee que cantaba los BSB -aunque lo fuiste por un par de días y bueh... se te perdona jajaja- porque creo que no nos hubiesemos llevado bien...

Nos encontramos en el momento exacto y crecimos juntos... y viste? eso está bueno morocha!

LOVE YAAAAAAAAAAAAAAAAA

victor_marin dijo...

Ufff!! De lo mejor que has escrito mi perfect!!

Fito Páez, al respecto, dice:

"La sabiduría, cuando llega, no nos sirve para nada..."

abrazote

GBA dijo...

Muy bueno, realmente bueno.

Saludos

Nina dijo...

Cuando entré a la universidad era esa niñita de 16. Ya te podrás imaginar todo lo que recordé con tu post. Lo suscribo completamente. Gracias!

Mckey dijo...

ME GUSTO!!!... Recorde las cosas que odiaba de mi a los 16... da como pena a veces pero hay que pasar por ellas... Muy buen post!!!

Vanesa dijo...

muy bueno!!!y mira que me gusta leerte aunque muchas veces fallo en no dejar comentario...pero me gusto muchisimo..y mientras lo leia me preguntaba que pasaria que te hizo recordar todo esto...Un Abrazote!

PebbLes dijo...

Bravooo hija miaaaaa!! excelente tu post, como siempre. Te quiero Muaaack!. Por cierto, a los 16 años yo te quería igual a como te quiero ahorita, a lo mejor ahora te quiero más porque somos más grande y me cabe más amor, jeje.

P.D: a los 16 ya te había adoptado.

Gabbby dijo...

Vos' si escribes bonito.
Si no hubieras sido asi a los 16, no hubieras escrito esto, y no serias quien tu tonto ex tu te hizo hoy.

Sofy M dijo...

Las cosas por algo pasan. besos

alma dijo...

ayy que bonito, es la primera vez que paso por aca y la verdad me sentí muy identificada. Es muy lindo, muy dulce..
me veras seguido por aqui!
saludos!
Alma.-

sophie dijo...

Me encantó, excelente!