8.8.08

Escuchado en la sobremesa

No sé como sea en otros sitios de trabajo, pero en el mio -y es una de las cosas que más valoro- la gente siempre tiene algo interesante, gracioso y/o curioso que decir en la sobremesa.

Rescato dos perlas de hoy, porque justo antes de hablar de esto hablábamos de las ventajas de las redes sociales (y sus desventajas dramáticas en un país que creció viendo telenovelas, también).

Cuenta Salva.-
Mi abuela contaba siempre que había una niña margariteña a la que le regalaron una muñeca muy linda una vez. Cierto día a alguien se le ocurrió preguntarle cómo la había bautizado:

metiche no identificado: ¿Y cómo le pusiste? ¿Carolina? ¿Petrica?
nena margariteña con potencial de maracucha: No, ya ella tiene nombre, lo trajo por acá...
metiche no identificado: ¿Cómo?
nena margariteña con potencial de maracucha: aquí... se llama Madein Japan

Cuenta Lucy.-
Una amiga periodista entrevistó una vez a una señora:

amiga periodista: ¿Me dice cuál es su nombre, por favor?
Doña marca registrada: Yo me llamo Perseveranda... pero me puedes decir Persi, como todo el mundo. ¿Sabes? Persi, como "persi-cola"

3 comentarios:

Briks dijo...

tus post me matan !!!!

(10 briks)

Cashito dijo...

Me reí como loca... hasta se lo leí a mi hermana. Y lo mejor de todo es que conozco a los personajes que echaron los cuentos.

E.Stella (el brillante dulce andino) dijo...

Jajajajaja.. gana Lucy!