2.9.08

...

Hoy quiero acabar con todo. En este preciso instante quiero que una mano enorme salga de alguna parte, agarre el mouse y el teclado del mundo, sombree el ícono de mí, y luego presione ctrl+alt+supr.

De un momento a otro nada tiene sentido. Porque soy mujer y estoy en mis días. Porque sólo hay dos o tres cosas estables en mi vida, y una se desequilibra y tiemblo pensando qué pasaría si me llego a quedar sin las demás.

Me siento vulnerable al extremo. Y lo soy incluso más cuando decido contárselo al universo por aquí.

Alguien duerme a sólo una pared de distancia, alguien que comparte -una parte- de mi sangre. Pero estoy muy sola. Los otros, mi verdadera compañía, descansan a cientos de kilómetros de aquí. Necesito abrazarlos, o mejor, que me abracen. Pero no se puede. Porque yo lo decidí así. Y esa decisión hace que ahora no pueda controlar el llanto.

Hay un par de ventanas de messenger abiertas en mi pantalla, y un par de mensajes de texto en mi celular, todos de personas que preguntan por mi, porque soy tan transparente que saben aunque yo no lo diga que algo está mal. Pero estoy muy sola.

Sé que mañana, como otras veces, esto no tendrá sentido. Pero si las lágrimas no me ayudan, las letras deberían. Ruego porque así sea.

Es tan poco lo que tengo. Y en realidad no lo tengo, aunque quiera pensar que sí.

Me arrecha ser tan jeva. Me arrecha querer tener a alguien a mi lado. Me arrecha recordar justo
ahora una madrugada en que lo tuve, cuando me sentía igual de mal.

Sé que es desesperado, pero necesito rogar también porque no me dejen nunca. Los que están ahora. Los que me hacen reir. Los que me acompañan casi siempre. Los que hacen un alto en sus vidas de vez en cuando para venir a completar la mia. Aunque las de ustedes si estén completas.

ctrl+alt+supr

6 comentarios:

Isa dijo...

¿Y si te aplicas una de psicología inversa y te alegras porque AL MENOS tienes esa gente que busca completar tu vida con un poco de la de ellos?

En cuanto a lo otro, siempre he tenido un debate interno entre mi obsesión con no mostrar nada para verme fuerte, y mi certeza de que sólo los que son fuertes saben ponerle nombre a lo que les afecta... Digo yo, para "enfrentarte" a algo, tienes que saber qué es...
saludos! y suerte... ojalá resulten ser solo hormonas

Mene dijo...

Tranquila, estos momentos suceden. Eres muy especial y si te sientes asi de mal coje el autopullman directo a tu familia el fin de semana. Si no ha llegado un compañero es porque el destino te lo esta seleccionando bien esta vez!! Tambien yo me siento muy solo, tanto que ni he podido escribir en el blog contando de mi regreso porque creo que empezaria a llorar descontroladamente. Asi que tranquila Star! todo pasa! esto tambien! Te quiero, un besote!

el whittie dijo...

Tu no estás sola mi vida, yo siempreee voy a estar aquí para ti y el día que me vaya para la mierda TE VAS CONMIGO! LOVE YA SO MUCH BABY!!!

Cashito dijo...

Tu no te has dado cuenta que mi vida está completa (y creo que la de muchos) porque estás tú y nuestras amigas geniales ... Tus ocurrencias, inteligencia, sentido del humor y libertad hacen que mi vida haya cambiado ¿para bien o para mal? no lo sé, pero yo soy feliz. Negra tonta que quiero tanto.

Anónimo dijo...

Yo también estoy.
Estaré siempre, pese a la distancia trimestral que suelo tener por motivos laborales.
Te quiero!
La sis!

Yimmi dijo...

¿Cual vida está completa? No conozco ninguna, y probablemente todos pensemos que la propia es la más incompleta de todas.
El año pasado yo lo tenía todo: Familia, un techo, un quince y último y una vida. Y este año todo se jodió: Perdí el techo, perdí el trabajo, perdí familiares y me volví mierda. Hoy he recuperado parte del terreno perdido, pero aún quedan huecos... mañana los lleno y luego se vuelven a vaciar.
Al menos tienes las ganas de decir... de eso hay muy poco en este mundo.